lunes, 5 de octubre de 2009

Mural cerámico a la "cuerda seca"

Instrucciones y proceso para la realización de murales cerámicos con la técnica de cuerda-seca.




(Aquí podéis ver la ampliación del boceto para el mural y después el mural definitivo. Tiene 48 losetas. A cada loseta le corresponde una hoja de papel)

El curso pasado realicé con mis alumnos de Artesanía (asignatura optativa que en algunos centros está en 3º de ESO y en otros en 4º ESO) en el IES Victoria Kent, dos murales cerámicos con una técnica francamente sencilla: la cuerda seca. Colaboraron en la experiencia mis dos compañeras de departamento, Emma Manso y Carmen Echegoyen.

Por cierto, ves sólo naranja, blanco y negro en mis murales... en realidad hay disponibles unos 20 colores. Y es que estos son los colores corporativos de la biblioteca (colores que la identifican), destinataria de los murales.

Aporto esta experiencia didáctica al blog porque igual, como docente, te interesa experimentarla.





















(Murales cerámicos de 4 losetas realizadas por dos alumnas de Artesanía el curso pasado 2008/09))

Ya trabajé la técnica anteriormente en el IES Atenea de Fuenlabrada... a ver si me paso por el centro y tomo fotografías de los resultados, francamente buenos. En esa ocasión, trabajé de forma entusiasta con las profesoras Inés Martín Masa y Cristina Rueda.

Por lo tanto, has de saber que siempre que la he practicado, ha tenido mucho éxito.
Materiales:
  • Necesitarás un horno cerámico de cocción, que al menos alcence los 1200º centígrados y 1 o 2 gacetas de cocción (son una especie de bandejas con capacidad para 10 o 12 losetas), dependiendo de la capacidad del horno.
  • Preferentemente he utilizado losetas rojas de 20 x 20 cm... como los azulejos, pero con la arcilla vista, totalmente vacíos. A estas losetas se les llama "bizcochos". El número dependerá del tamaño del mural.

Proceso:

  • Necesitas un boceto en cartulina, el motivo que quieres ampliar. Después, yo he cortado hojas blancas con el tamaño exacto de cada loseta (20 x 20 cm) y las he unido con celo para conformar el soporte en el que dibujaré la ampliación. Cuadriculo la ilustración original y la paso a grande. La ventaja de cortar previamente la cuadrícula es que después el reparto de tareas en clase se simplifica.
  • Puedes dejar que los alumnos hagan la ampliación, o incluso que diseñen el mural... yo no me arriesgué. Todo depende del tiempo que estés dispuesto a utilizar en la fase preparatoria. Si me permites opinar, ten en cuenta que los jóvenes de esta edad necesitan ver resultados inmediatos de su actividad, y que su entusismo decae con fases preparatorias largas.
  • En el dibujo ampliado, coloreé la hoja destinada a cada loseta, para que los jóvenes no se despistasen a la hora de aplicar los esmaltes.
  • Una vez que tuvimos la ampliación completa, fuimos cortando los celos y repartiendo cada hoja a los alumnos, empezando por las más sencillas.
  • Las hojas se calcan en la loseta con papel de carbonilla. Después es importante que juntéis unas losetas con otras para comprobar que los dibujos coinciden.
  • Y por último (y es cuando empieza realmente el trabajo de los jóvenes) hay que aplicar los esmaltes.

Pero esto... es otra historia.

Si te ha gustado este post, no dejes de leer el próximo en el que contaré cómo es el esmalte de la cuerda seca, cómo debe ser aplicado, dónde comprarlo... y algunos truquillos.

¡El próximo día más!

La lala la.. la la laa (canturreo)!

Hasta otra, amigos! Sean muy felices.

(Mural cerámico de 80 losetas para la biblioteca del IES Victoria Kent de Fuenlabrada. Realizado de forma colectiva por los alumnos de la asignatura de Artesanía entre abril y junio de 2009. Diseño de la profesora Dª Isabel Mañeru)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Ah! no olvides participar en el blog con tus comentarios.